Miércoles 22 de Septiembre 2021

Un cajero fue asesinado a causa de un barbijo

Un estudiante de 20 años, que trabajaba como cajero en una gasolinera ubicada en la ciudad de Idar – Oberstein, al oeste de Alemania, recibió un disparo en la cabeza. La razón es de no creer. La víctima se negó a venderle al ahora asesino que no portaba mascarilla, según el informe policial.

Todo ocurrió el pasado sábado 18 de septiembre, después que un hombre de 49 años ingresó al establecimiento para comprar cervezas. Al llegar a la caja y hacer su pedido, el vendedor negó el servicio porque el cliente no portaba barbijo. Esta situación produjo una discusión y por ende, el enojo en ambas personas. Sin embargo, la ira en uno de ellos fue mucho más lejos.

El hombre salió del lugar y pasados unos minutos, volvió. Esta vez con parte del rostro cubierto. Tomó un paquete de cervezas y al llegar al mostrador, se destapó el rostro. El joven trabajador volvió a demandarle el uso del tapabocas. Ante la exigencia, desenfundó un revólver y le disparó. La bala llegó a la cabeza, hecho que le causó la muerte.

Tras el tiroteo, las autoridades comenzaron la búsqueda del pistolero a través de las cámaras de seguridad de la ciudad. El fugitivo se presentó voluntariamente y fue arrestado por efectivos de las fuerzas del orden.

El detenido aseguró que se le hizo muy difícil manejar el tema de la pandemia en su vida y ante la situación. se sintió acorralado. Ese fue el motivo que argumentó, justificando su accionar criminal.

Cerrar