Viernes 06 de Agosto 2021

Marileidy Paulino, una nueva ‘Reina’ para República Dominicana

Tuvo las habilidades para tomar parte de otros deportes, como el balonmano y el voleibol, pero Paulino hizo historia para República Dominicana en el atletismo

Marileidy Paulino, de República Dominicana, es una mujer de mucho talento para el deporte en general, pero en el atletismo ha entrado a la historia, tras ganar dos medallas Olímpicas de plata en Tokio 2020.

Sin antes haber tenido los resultados más destacados a nivel internacional, Paulino dio la sorpresa en Tokio 2020 y ha escrito uno de los capítulos más gloriosos de la historia Olímpica de su país. La velocista de 24 años se ha convertido en la primera mujer dominicana en ganar al menos dos medallas Olímpicas, tras sus platas en el relevo mixto de 4×400 m y los 400 m.

Sus grandes conquistas comenzaron este año, cuando, en Silesia, Polonia, fue parte del cuarteto dominicano que logró el bronce en los 4×400 m mixtos en el Mundial de Relevos.

Foto: Reuters

Paulino ha comenzado a enfocarse en los 400 m hace apenas un año. Antes, si bien había corrido alguna que otra vez la distancia individual o los relevos, se dedicaba más a los 200 m. En dicha prueba tomó parte del Mundial de Doha 2019, donde llegó a semifinales, y fue séptima en los Juegos Panamericanos de Lima 2019. En la capital peruana también corrió los 100 m, y avanzó hasta semifinales.

Sin embargo, descubrió su talento para el deporte volando en los saltos.

“En la escuela, con mi profesor de educación física fue que descubrieron mi potencial. Nos puso a saltar a todos, tanto niños como niñas, y él vio que le gané en el salto a todas y a todos, y solo dijo: ¡Bueno, ésta es!”, contó a ESPN Digital.

Pero eso no le llevó a un camino directo a las pruebas de velocidad, sin antes tener un paso por otros deportes, ya que también le vieron potencial para el voleibol y el balonmano.

“Me dijeron que tenía talento para el balonmano, practiqué con los equipos y quién sabe, tal vez pude haber pertenecido a la selección nacional, pero había un rumbo divino que me tenía preparado otro destino”, agregó.

Quizá, de igual forma, fue el destino que no la llevó a convertirse en una ‘Reina del Caribe’, como se conoce a la selección dominicana de voleibol femenino. “Aunque decían que era buena. Tuve que dejar el voleibol. Cuando servía, golpeaba el balón muy duro y este siempre termina fuera. Eso no me gustaba, y dije ‘esto no es para mí’”.

Pero el atletismo sí lo ha sido. En él ha encontrado la forma de convertirse en una nueva reina en la historia del deporte dominicano.

En vivo

Programación completa
Cerrar