Viernes 09 de Octubre 2020

La ciencia toma partido por primera vez y se posiciona contra Trump en las elecciones

Las principales revistas científicas han publicado editoriales pidiendo el voto en contra del actual presidente estadounidense.

Donald Trump ha conseguido algo que parecía imposible o que al menos la historia mostraba que así era. El presidente de Estados Unidos logró que las revistas científicas más prestigiosas del planeta por primera en sus más de dos siglos de trabajo se posicionen contra un candidato a la presidencia.

La última en unirse al movimiento anti-Trumpista ha sido el New England Journal of Medicine (NEJM), la revista médica decana por excelencia. En sus 208 años de existencia, siempre se había mantenido al margen de la política y jamás había dado su apoyo o condenado a un candidato político. Y sin embargo, esta semana publica una editorial firmada por sus 34 editores, 33 de los cuales son de Estados Unidos, en que acusan a Trump de haber convertido la crisis del coronavirus en tragedia, consigna La Vanguardia.

De esta forma, la NEJM se une a otra de las publicaciones más prestigiosas y con mayor influencia, Scientific American, que en septiembre tomó una iniciativa sin precedentes y decidió apoyar abiertamente al candidato demócrata a la Casa Blanca, Joe Biden.

"La pandemia causaría estragos en cualquier nación y sistema, pero el rechazo de Trump a la evidencia (científica) y a las medidas de salud pública ha sido catastrófico", afirmó esa editorial.

Otras publicaciones, como Nature, Science, Lancet, British Medical Journal, JAMA, si bien no han publicado una editorial posicionándose abiertamente en contra de Trump, informan intensamente de los ataques del presidente estadounidense a la ciencia. Sin ir más lejos, Nature publicó el 5 de octubre un artículo sobre el impacto nefasto de los cuatro años de mandato de Trump, desde la prohibición de viajes de los científicos, a los vuelos tripulados al espacio, a la gestión nefasta de la crisis sanitaria causada por el coronavirus.

Ese texto asegura que el presidente no había hecho de la ciencia una prioridad; había propuesto recortes masivos en muchas instituciones científicas clave; había decidido abandonar el acuerdo nuclear con Irán y el Acuerdo de París para luchar contra el cambio climático. Aunque es, seguramente, su respuesta a la pandemia de Covid-19, negando la evidencia científica, lo que ha llevado a las revistas a reaccionar de esta manera por primera vez en la historia.

Foto: Shutterstock.

Cerrar