Domingo 28 de Noviembre 2021

5 años de la tragedia del Chapecoense

Eran las 10:30 de la noche y la sirena detuvo el sueño de Don Albero Valencia.
Su esposa apagó la máquina de coser. Estaba lloviendo y el sonido de la tormenta les impidió oír el estruendo. La luz roja y azul entra por las ventanas de la granja.
Se calzó los zapatos y cuando salió pudo ver los restos del avión en el borde de la montaña. Mientras tanto, en Cúcuta, Jaime “El Gordo Lindo” Carmona desconocía que el vuelo 2933 de Lamia se había estrellado en su finca, junto con los jugadores del Chapecoense.
Cinco años después del accidente que mató a 71 personas, entre deportistas, tripulantes y periodistas, Albeiro admite que le viene a la mente el 28 de noviembre de 2016.
En la sala de su casa, guarda partes del avión y dice que no le gusta hablar de eso. Pero lo hace: “Ver a los muertos y escuchar a los heridos es muy doloroso”, dijo el campesino de 43 años, y agregó que relata el hecho porque no quiere que las víctimas se queden en el olvido.
La gente llegaba a su finca, ubicada en la vereda Pantalio de La Unión, en busca de su historia, y él fue el primero en llegar a Cerro Gordo ese día. Cinco años después del accidente del ganador de la Copa Sudamericana 2016, existe esta finca de montaña: Eco Parque Chapecó.
El fundador de este lugar de peregrinación y turismo es “El Gordo Lindo”.
Es un pequeño agricultor de la zona, que enfrentó dificultades económicas cuando apareció en el campo, por lo que decidió vender su vaca lechera para abrir un restaurante.
El lugar abre el 24 de noviembre de 2020 en medio de restricciones pandémicas.
Según él, la idea del negocio surgió de la necesidad de muchos peregrinos de encontrar un baño o “un lugar para sentarse y comer”. Los visitantes, que pueden llegar a 300 los fines de semana, descubren un restaurante, una iglesia, caballos, ponis y llamas.
Es controvertido si se estableció un sitio de extracción económica en la escena.
El mismo Don Albeiro, rescatista ese día y vecino de “El Gordo”, dijo que no estaba de acuerdo con la iniciativa porque para él el cerro era un campo sagrado, y agregó que “se cobran 2.000 pesos a quienes quieran llegar hasta allí”
Por su parte, el propietario confirmó que se ha cobra una tarifa para reponer la inversión que hizo en los senderos, y agregó que su empresa genera 20 empleos directos.
Pese a las diferencias, los vecinos de La Unión se reunirán los domingos a las 11 de la mañana en la Escuela Rural de Pantalio para celebrar su quinto aniversario con la Eucaristía. El evento contará con la presencia del Consulado de Brasil, las delegaciones del Nacional y Chapecoense, socorristas del accidente. Además, Don Albeiro y “El Gordo” que se darán la mano allí.

Cerrar